Perennes - Caña de Azucar
 
     

Nombre científico:  Saccharum officinarum

Clima:   desde templado  a tropical húmedo  

Lluvia: de 1200 a 1500 mm anuales Es indispensable proporcionar una adecuada cantidad de agua a la caña durante su desarrollo vegetativo, para que permita la absorción, transporte y asimilación de los nutrientes.

Luz: de 6 a 10 horas  luz, aunque  en Ecuador  los datos meteorológicos  muestran un promedio   de 2,25 horas  de radiación solar  durante el año La luz juega un papel muy importante, como principal fuente de energía de la caña de azúcar en el almacenamiento de la sacarosa. A menor luminosidad menor almacenamiento de azúcares.

Temperatura: De 21 hasta  32 grados centígrados

La temperatura, la humedad y la luminosidad, son los principales factores del clima que controlan el desarrollo de la caña. La caña de azúcar es una planta tropical y se desarrolla cuando prevalecen temperaturas altas. La caña de azúcar alcanza un gran crecimiento vegetativo y bajo estas condiciones la fotosíntesis se desplaza, hacia la producción de carbohidratos de alto peso molecular, como la celulosa y otras materias que constituyen el follaje y el soporte fibroso del tallo. Se Tienen reportes que a bajas temperaturas todas las variedades de caña tienen una menor eficiencia y más baja proporción de desarrollo. Mejor en lugares calientes y soleados.

Suelo:   Suelos  fértiles   francos, profundos  con buen drenaje. Reporta buenos resultados de rendimiento y de azúcar  suelos  de textura franco limoso, Franco arenoso.

La caña de azúcar se cultiva con éxito en la mayoría de suelos, estos deben contener materia orgánica y presentar buen drenaje tanto externo como interno, y que su pH oscile entre 5.5 a 7.8 para su optimo desarrollo.

Variedades: La variedadRagnar es la mayormente cultivada, No han habido  cambios  desde hace 30 años   se prueban otras variedades como la CR74-250; B75-368 con buenas perspectivas   especialmente la última.

Preparación del terreno: Un cultivo comercial de caña de azúcar, que se pretende aprovechar durante varios años, con buen desarrollo y buenos rendimientos, requiere de un manejo adecuado, el cual inicia con una buena preparación de suelos.

Dentro de las labores para una buena preparación de suelos se recomienda el paso de subsolador a 50 cm de profundidad para romper estratos o capas compactas del suelo, situadas por debajo del nivel de corte del arado y para que la planta desarrolle un sistema radicular más profundo, y más extenso que ayude a un mejor desarrollo y producción.

Luego realizar dos pasos de arado a 40 cm de profundidad con el objetivo de romper y descompactar el suelo a la vez de destruir e incorporar las malezas y los residuos de cosechas anteriores, con lo que se estaría incrementando la porosidad y el movimiento del agua a través del perfil, lo que representa un mayor desarrollo radicular y mejor aprovechamiento del agua y de los nutrientes del suelo por las plantas. Seguidamente dos pasos de rastra en forma cruzada a 25 cm de profundidad para romper los grandes terrones que deja la aradura y que obstaculizan las posteriores labores de labranza y siembra .Luego realizar el nivelado cuyo objetivo es acondicionar el relieve o topografía del terreno, para mejorar la eficiencia del riego, drenaje así como una buena cama de siembra, inmediatamente después realizar el surcado que es la ultima labor de la preparación de suelo para la siembra ,su trazado, se hace en función del riego, del drenaje y de la mecanización del cultivo, especialmente de la cosecha, sus distanciamientos oscilan entre 1.3 a 1.5 m.

Siembra: Existen diferentes modalidades de siembra como son cadena simple, y simple traslapada, cadena doble simple y doble traslapada. Se recomienda utilizar cadena simple traslapada, con el objetivo de evitar las altas densidades poblacionales, reduciendo así la competencia por el agua y los nutrientes del suelo.

Siembra

En nuestro país la siembra se realiza entre los meses de noviembre a enero. Se recomienda que dicha labor se realice de norte a sur para lograr una mayor captación de luz solar. El material de siembra debe ser de preferencia de cultivos sanos y vigorosos, con una edad de seis a nueve meses, se recomienda utilizar la parte media del tallo, se deben utilizar preferentemente esquejes con 3 yemas, El tapado de la semilla se puede realizar de tres formas: manualmente utilizando azadón, con tracción animal, y mecánicamente.

La profundidad de siembra oscila entre 20 a 25 cm, con una distancia entre surco de 1.30 a 1.50 m. La semilla debe de quedar cubierta con 5 cm de suelo, una capa más gruesa retrasa la emergencia y a menudo ocasiona la mortalidad de la semilla, el espesor de la tierra que se aplica para tapar la semilla no sólo influencia la germinación y el establecimiento de la población, sino también el desarrollo temprano de las plantas de caña.

La caña  de azúcar   es un cultivo perenne  y su crecimiento puede   continuar  a través    de varios  años   se cosecha   entre  12 y 14  meses  después  de la siembra  y el siguiente  ciclo   es producido por la soca  o remanente  de temas   que  quedan  después  del corte   debajo  del suelo. La  soca  crece más rápido   que la  caña  de semilla.

 

Época lluviosa: 
                              
Época seca:

Fertilización: La planta de caña posee altos requerimientos nutricionales en consideración a su elevada capacidad de extracción, y remoción de nutrientes del suelo y a su alta producción de materia verde y seca. Se ha demostrado en la práctica que este cultivo rápidamente agota los suelos, siendo necesario un programa adecuado de fertilización, que restituya al suelo lo extraído por la planta, y lo que haya perdido a través de la materia prima cosechada y procesada en el ingenio.

Para una buena fertilización en el cultivo se recomienda realizar análisis de suelo previo a la siembra y análisis foliar a los 4 meses de edad, para conocer el estado nutricional de la planta.

Control de Malezas: Para la caña hay dos épocas de aplicación:

Pre emergente: Cuando las malezas aun no han emergido, hasta cuando comenzaron a notarse ciertos manchones verdes en el campo, como resultado de la emergencia de las malezas y aparición de una o dos hojas en ellas.

Pos emergente: cuando las malezas alcanzan 4 a 5 hojas y prácticamente su germinación es generalizada en todo el campo. El establecimiento de estas etapas de las malezas es importante para determinar el producto y dosis a aplicar. Cuando en cualquier circunstancia, el crecimiento de las malezas va mas allá de lo señalado en pos emergencia, su control se hace más dificultoso, y posiblemente la ventaja de su bajo costo se minimiza, pues deben utilizarse mezclas con otros productos que encarecen la labor.

Herbicidas utilizados para controlar malezas en caña de azúcar

HERBICIDA DOSIS / MZ APLICACION MALEZAS
ATRAZINA 1-2 Kg PREEMERGENTE GRAMÍNEAS Y HOJAS ANCHAS
AMETRINA 1-2 Kg POSTEMERGENTE GRAMÍNEAS Y HOJAS ANCHAS
DIURON 1 -1,5 kg / HA PREEMERGENTE GRAMÍNEAS Y HOJAS ANCHAS
2,4-D 1 -2 L/ HA POSTEMERGENTE HOJAS ANCHAS Y CYPERACEAS
GLYFOSATO 2-3 L/ HA QUEMAS TOTALES PRE SIEMBRA  O DIRIGIDO
TERBUTRINA 2.5-3.5 L/HA PRE Y POST EMERGENTE HOJA ANCHA

Labores Fitosanitarias:

Riegos: El agua es vital en la agricultura. La caña de azúcar es un cultivo con relativamente alta eficiencia del uso consuntivo del agua. Sus rendimientos de campo y de azúcar son más altos donde se leda atención a las necesidades del agua.

Estudios realizados en Australia reportan que el cultivo de caña tiene un requerimiento óptimo de agua de 1,530mm /año, distribuidos de la siguiente manera:

El primer riego en caña plantía es el denominado riego de asiento, el cual debe efectuarse inmediatamente después de la siembra o a más tardar al día siguiente de la misma. Durante los primeros 45 días de edad del cultivo, los intervalos de riego deben estar entre ocho y diez días, para evitar la formación de costra que dificulta la emergencia de los brotes.

Después de los 45 días, los riegos se deben distanciar de acuerdo con las necesidades del cultivo, determinadas por las características del suelo, clima y del desarrollo de las cañas.

El riego en cañas socas, a diferencia de las plantillas, puede efectuarse con intervalos más largos 14 - 15 días, dado su mayor capacidad de absorber agua en estratos más profundos del suelo, debido a su mayor profundidad radical. El primer riego en soca debe efectuarse inmediatamente después de la quema, debido a que la caña durante el periodo de maduración para la zafra es sometida a una fuerte sequía antes de la cosecha, y es fuertemente maltratada con las quemas y con los equipos de corte, alza y transporte.

Existen diferentes métodos de riego para la caña de azúcar, entre los que se pueden mencionar, riego per inundación, riego por aspersión y riego por goteo. Aquí hay que tomar en cuenta las ventajas, desventajas, eficiencia, beneficios y costos de cada método.

Fuentes: CINCAE Publicación técnica  No. 6

Simbología:
®  Marca registrada Crystal Chemical

     
© Copyright - DUPOCSA. 2009
Conozca Crystal Chemical - DUPOCSA - Contáctenos
Oficinas y planta: Km 1.5 Vía Durán Tambo, Ecuador.
Teléfonos: +593.4.2809450, 2809391 FAX: 2809460
1800 - CRYSTAL